Cuando a finales de mayo, en medio de la pandemia, empezamos a hablar de la posibilidad de hacer cosas durante el verano con el fin de encontrar espacios de ocio para los/as chicos/as de la asociación y que las familias pudieran volver a la “normalidad” y tener sus momentos de respiro; planificamos un calendario ambicioso de 11 semanas de campamentos urbanos y 12 fines de semana de respiros.

Hoy podemos decir que ha sido un éxito. Un éxito de planificación y ejecución, teniendo en cuenta las necesidades de todas las personas, familias y profesionales; esto ha sido posible por el trabajo sin descanso y poniendo todo el cariño de Verónica Pastor y Lucia Piña, las cuales han demostrado la capacidad de, en las situaciones más adversas, poner una sonrisa y llevar la actividad adelante.

Durante estas 11 semanas se han cubierto 115 plazas en los campamentos urbanos y 42 en los respiros de fines de semana, participando un total de 35 personas. Esto ha sido posible por el trabajo coordinado de 12 profesionales que han sabido adaptarse a las circunstancias y han demostrado que lo primero son las personas y sus familias. Han formado un gran equipo durante este periodo y hoy es el momento de agradecer su labor, desempeño e implicación; reconocer todo el apoyo prestado por todos y cada uno de ellos para dar una atención individualizada y de calidad; teniendo siempre en cuenta las medidas de seguridad e higiene.

Muchas gracias a este grupo de 14 profesionales que han hecho posible la normalidad en un momento tan difícil, han devuelto la sonrisa a un espacio que ha tenido que estar cerrado durante un tiempo y han vuelto a hacer actividades en la comunidad.

Responsable de actividades y voluntariado y responsable del servicio de ocio

Para acabar, os queriamos dejar con las propias palabras de agradecimiento de Verónica y Lucía:

Hemos llegado al final del verano y desde el equipo de ocio sólo tenemos muestras de agradecimiento. Gracias a los monitores que forman el equipo, que han demostrado una vez más su gran implicación, esfuerzo, ganas y energía para dar un apoyo de calidad, sacar adelante un verano repleto de actividades y al mismo tiempo, lleno de retos e incertidumbres. Gracias a los voluntarios que nos han acompañado, sin ellos no hubiera sido posible, pues son un pilar fundamental para nosotros y para el desarrollo de las diferentes actividades que se han realizado, adaptándonos, además, a todas las medidas de seguridad e higiene que este año eran primordiales. 

Gracias a las familias y participantes que han confiado en nosotros una vez más, esperamos de corazón haber cumplido todas vuestras expectativas y podamos seguir caminando juntos durante mucho más tiempo.

Gracias al resto del equipo de ALEPH-TEA, que, de forma directa o indirecta, nos han mostrado su apoyo y ha colaborado con nosotros para hacer esto posible. 

Por nuestra parte, queremos transmitiros la satisfacción con la que terminamos este verano, que era todo un reto, tanto por la situación tan compleja que estamos viviendo todos, como por todos los cambios a los que nos hemos ido enfrentando en el equipo de ocio. Esperamos poder seguir acompañándoos y de corazón os damos las gracias,  por confiar en nosotras y ayudar a que nuestros proyectos se hayan hecho posibles.

Un abrazo, Verónica y Lucía.

Deja una respuesta